juegos para bebes de 4 meses

Jugando descubre el mundo

En este artículo os proponemos una serie de juegos para bebés de cuatro meses. Eso sí, empezamos aclarando una serie de cuestiones como a esta edad todavía no tienen la capacidad de desplazarse de forma independiente, es decir, de caminar. Esta es una habilidad que empiezan a desarrollar a partir de los seis meses de edad.

 

En cuanto a los tipos de juguetes que debemos elegir para nuestros bebés, estos deben adaptarse a una serie de criterios. Empezaremos destacando que estos bebés no son conscientes todavía de lo que supone un juguete y en ocasiones, se muestran reacios a determinados tipos de juegos o juguetes.

 

Para bebés de 4 meses es importante no elegir juguetes duros porque pueden hacerse daño, esto es porque todavía no controlan bien su fuerza y pueden herirse sin querer. Es imprescindible la presencia de los padres durante los juegos, la supervisión nunca debe faltar. Debe dejarse libertad al pequeño para experimentar con los objetos que están a su alrededor pero mostrándonos pendientes de su seguridad.

 

A esta edad resultan más atractivos los juguetes que tengan mucha cantidad de colores, reflejos y formas definidas. Las formas de animales son una apuesta segura. Los juguetes que emiten sonidos o que los generan a partir del movimiento resultan muy llamativos porque pueden llegar a comprender que ellos mismos son los que provocan el sonido que procede de dicho juguete.

 

En cuanto a los juegos para bebés de cuatro meses que podemos realizar, existe una gran variedad. Los mejores juegos para bebés de cuatro meses son aquellos que además de ser divertidos, tienen una parte pedagógica, es decir, que tienen implícita una intención de incitar al desarrollo de los pequeños. Podemos empezar por hacer que nuestro bebé experimente con los objetos que se encuentran en su entorno, con los juguetes, con las texturas, con los sabores, olores, etc.

 

Así mismo, podemos poner juguetes con sonidos para averiguar si es capaz de identificar de dónde proviene el sonido e incitarle a gatear hasta el objeto en sí. De esta forma incrementamos su interés por los objetos y desarrollamos su capacidad auditiva y motora.  Como sus padres podemos ser partícipes de sus momentos de entretenimiento, ejercitando su cuerpo y enseñándole a descubrir qué cosas hay en el mundo en el que está.

 

Como ya habéis podido comprobar por este artículo, estimular la actividad de nuestro bebé es una labor muy importante. Los juegos para bebés de 4 meses son imprescindibles para el desarrollo sensorio motor de nuestro bebé, para garantizar que el día de mañana desarrolle determinadas habilidades de la mejor forma posible. Como padres, está en nuestras manos ayudar a los más pequeños a conocer su propio cuerpo, a aprender a moverse, desplazarse, a experimentar con el entorno para abrir su mente y hacer que empiecen a gatear e incluso, a caminar pasados unos meses.